Más allá de una moda, un reto en redes sociales o un hashtag en Instagram, la importancia de saber cómo alimentarnos radica en reconocer cómo funciona nuestro organismo, pues de la forma en que lo hagamos se verá reflejado en nuestro organismo. Una alimentación balanceada y saludable implica mucho más que bajar de peso. Significa entender que los alimentos bien pueden beneficiar o afectar a nuestro cuerpoy que como muchas cosas en la vida, todo se trata de alcanzar un equilibrio. 

¿Sabes cuál es la función de las proteínas?, ¿el papel que cumplen los carbohidratos? y ¿el objetivo de las vitaminas y minerales? 

A continuación te comparto una breve descripción de los nutrientes esenciales que necesita el organismo y cuyos aportes permiten su correcto funcionamiento. 

  • PROTEÍNAS 

Intervienen en el crecimiento, desarrollo y reparación de músculos, tejidos, y en la regulación de varias de las funciones del cuerpo, por lo que su consumo diario hace parte de una alimentación balanceada y saludable.

Restringir o eliminar las proteínas de tu alimentación podría ocasionar enfermedades como la desnutrición proteica llamada Kwashiorkor  y otros problemas como anemia, hipoglucemia, entre otros. Pero, ¡sin llegar a extremos!, pues su exceso puede ocasionar daños renales, entre otros.

  • GRASAS

Están formadas por ácidos grasos y según su composición (saturada, insaturada o poliinsaturada) cumplen una función determinada. 

Por ejemplo, los ácidos grasos esenciales que no son producidos por nuestro organismo proveen energía, transportan  y ayudan a absorber las vitaminas liposolubles tales como A,D,E y K. Tienen función protectora ya que forman una capa alrededor de órganos como el corazón  y el riñón y sirven para producir hormonas y otras sustancias. Además, permiten darle el sabor a los alimentos. 

El déficit del consumo de grasas puede ocasionar alteraciones tales como falta de reserva de energía  y problemas en la regulación de la temperatura como ocurre en los pacientes con anorexia.

EL EXCESO DE GRASAS ESTÁ ASOCIADO A LA MAYORÍA DE ENFERMEDADES CRÓNICAS COMO: OBESIDAD, DIABETES, PROBLEMAS CARDIOVASCULARES, ENTRE OTRAS.

  • LOS CARBOHIDRATOS 

Aunque han sido bastante cuestionados son indispensables, pues de ellos dependen gran cantidad de procesos metabólicos. Los carbohidratos, que son moléculas de azúcar, permiten al organismo obtener la glucosa que es la principal fuente de energía para las células, tejidos y órganos del cuerpo. 

El déficit de los carbohidratos ocasiona la falta de energía y puede afectar el sistema nervioso cuyo funcionamiento está estrechamente relacionado con la glucosa. Por otra parte, el exceso de este nutriente ocasiona obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes. 

  • VITAMINAS Y MINERALES 

El perfecto funcionamiento de nuestros órganos depende de nutrientes como: sodio, potasio, cloro, magnesio, calcio, vitaminas hidrosolubles y liposolubles. Su consumo equilibrado evitará que órganos como el corazón y el riñón sufran alteraciones por no tener aquellos elementos. 

Ahora que sabes cuál es la importancia y la función de los nutrientes y que todo radica en el equilibrio,  te comparto seis claves que te ayudarán a encontrar ese balance nutricional. 

1. Evita las comidas rutinarias

Puede que te encante la manzana, el pollo o el arroz, pero evita comer un solo tipo de frutas, vegetales o proteínas. Este hábito ocasionará excesos de algunos nutrientes y déficit de otros.

2. Asesórate siempre con tu nutricionista

No consumas suplementación de vitaminas, minerales o proteínas sin indicación médica, pues su exceso puede causar daños en tu organismo.

3. ¡Sin excesos!

No elimines ni excedas el consumo de ningún tipo de nutrientes; pues su importancia y función para la salud física y mental son de gran importancia.

MÁS TIPS DE NUTRICIÓN 

4. ¡No caigas en ‘fake news’ (noticias falsas)!

No suprimas alimentos por información dada en redes sociales o en anuncios comerciales radiales y televisivos. Esta acción debe ser realizada en condiciones específicas y bajo supervisión médica y nutricional.

5. Un plan nutricional a la medida

Si tu o algún miembro de la familia tiene una restricción por indicación médica esta no debe extenderse a otros miembros de la familia y menos a los niños. ¡Cada organismo requiere un plan nutricional personalizado!

6. ¡A moverte!

Combina una alimentación balanceada con actividad física, pues esta también forma parte del mantenimiento de un cuerpo sano y una mente sana. No hay excusas para ejercitarte, incluso durante este tiempo en casa.

Información tomada de: www.doctoraki.com

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *